Seleccionar página

La instalación de calefacción de gasoil en comunidades de vecinos puede realizarse de diferentes formas. Por un lado, puede hacerse con un contador individual o bien con una calefacción central de gas natural o gasoil, un 25% más económica.

Seleccionar una instalación individual para cada vivienda puede ser más costoso, pero está vigente una normativa que hace obligatoria la instalación de contadores individuales para que cada vecino pague sólo por su consumo energético.

La calefacción individualizada de gasoil puede programarse para establecer horarios de funcionamiento. Pueden seleccionarse habitaciones con calefacción y otras no, ofreciendo mayor ahorro. Sóolo se paga lo que se gasta y no se sufraga el gasto de los vecinos.

Las calderas de calefacción de gasoil en comunidades de vecinos con contadores particulares, pueden registrar el consumo de cada vivienda y solo se abona una cuota fija al mes para el gasto del mantenimiento de la caldera. Pero, se puede gestionar su gasto individual al bajar su termostato o usar más agua fría que caliente.

Hay varias opciones para individualizar la calefacción como instalar repartidores de coste o dispositivos electrónicos para cada calefactor y una válvula termoestática que contabiliza el gasto y regula la temperatura de cada casa, una buena opción para descentralizar el gasto con confort.

Instalar en anillo para descentralizar es otra posibilidad que aprovecha la tubería existente y coloca una caldera individual conectada a la red. La instalación en columna rehúsa la instalación en anillo y también, instala una caldera por casa.

Las calderas comunitarias o calefacción centralizada generan reparaciones por fallos o falta de buen funcionamiento y también, hay un costo adicional que realicen la descentralización de cada contador, ya que es necesario pese a que los vecinos usen la misma fuente de energía, por lo que es más económico en 20 y 30% y su mantenimiento es barato y eficiente.

Cambiar idioma a: Catalán