Seleccionar página

Cuando manipulas cualquier tipo de combustible la seguridad debe ser la prioridad. Es importante entender que existen riesgos cuando se almacenan combustibles, ya sea gasolina o gasoil. Por este motivo, hoy te contamos cómo almacenar y conservar el gasoil correctamente.

En primer lugar, para conservar el gasoil correctamente es muy importante decidir en el lugar donde vamos a almacenarlo. Además, debe estar bien etiquetado externamente, de modo que los que manipulen el tanque de almacenamiento sepan cuáles son las medidas necesarias de precaución. Los recipientes deben estar cerrados herméticamente y evitar todo tipo de escape de líquido que pudiera provocar un incendio.

Por lo general, el gasoil se almacena alejado de la zona donde se trabaja con herramientas eléctrica para evitar que suceda algún cortocircuito que pudiera iniciar fuego con el combustible. Una buena opción son los depósitos subterráneos, ya que permiten que la temperatura del combustible sea estable y no aumente súbitamente.

Cómo conservar el gasoil en depósitos subterráneos

Para los depósitos subterráneos, debes tener en cuenta estos factores:

  • Realiza un control continuo de agua decantada.
  • Compurba la presencia de bacterias mediante un kit específico.
  • Verifica que no existan grietas o filtraciones en el tanque.
  • Eleva la boca del tanque para evitar la acumulación de agua de lluvia en la superficie.

Disponer de un depósito de tanque de almacenamiento de gasoil supone una ventaja enorme, ya que puedes contar con una cantidad de combustible para motores o herramientas que requieran gasoil para funcionar. Recuerda en todo momento que el tanque debe encontrarse en un área con una temperatura fresca para ayudar a mantener el combustible a una temperatura adecuada. De igual forma, si prefieres un tanque subterráneo, recuerda que el suelo esté completamente nivelado.

Cambiar idioma a: Catalán