Seleccionar página

Es invierno, lo que significa que tiene que cuidar su sistema de calefacción. ¿Cuál es la temperatura perfecta para mantener su casa caliente en invierno?

Para mantener un ambiente interior confortable, tiene que subir o bajar el termostato de su caldera en función de las temperaturas exteriores y de la cantidad de personas que habitan en la vivienda.

Según el IDAE (Instituto para el Ahorro y la Diversificación de la Energía), la temperatura óptima de la calefacción en recintos cerrados se sitúa entre los 19 y los 21 grados centígrados. Mantener el termostato en este rango es una opción de ahorro y eficiencia energética. Cada grado que se aumenta la temperatura de la calefacción supone un incremento del 7% en el consumo de energía.

Las necesidades de calefacción varían de una vivienda a otra, en función de los materiales de aislamiento utilizados y de los hábitos de consumo energético. Es posible que descubra que necesita ajustar el termostato unos grados más arriba o más abajo de los 19-21 grados para mantener una temperatura confortable.

Por la noche, se sugiere reducir la temperatura de la calefacción a unos 17 – 18 °F. Dormir bien es imposible cuando la temperatura es demasiado alta. Además, puedes ahorrar en la factura de la luz bajando la temperatura por la noche.

No se aconseja apagar la calefacción, ya que esto hace que la temperatura de la casa baje demasiado, y cuando se vuelve a encender, el sistema de calefacción tiene que trabajar aún más para alcanzar las temperaturas normales.

También es importante recordar que no se debe calentar una casa vacía. Si vas a estar fuera de casa durante un periodo de tiempo prolongado, es mejor que bajes el termostato para no malgastar energía en calentar un espacio no utilizado.

Si buscas una empresa de gasóleo de calefacción a domicilio contacta con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

Cambiar idioma a: Catalán