Seleccionar página

Un aislamiento térmico adecuado permite disfrutar de nuestra vivienda en las condiciones climáticas más extremas, como los calurosos días de verano o las bajas temperaturas en invierno. Es este post queremos darte algunos consejos útiles que para ayudarte a mejorar el aislamiento térmico en tu vivienda y ahorrar energía.

Revisa el aislamiento térmico de tu vivienda de forma regular: un aislamiento inadecuado se traduce en pérdida de calor cuando se usa la calefacción, o de frío cuando se usa un sistema de climatización. Un mal aislamiento térmico puede causar hasta un 30% más de gasto y energía.

En viviendas antiguas, es necesario aislar de manera adecuada las paredes exteriores, así se puede evitar que el frío o el calor se escapen. Una de las soluciones más empleadas actualmente es el trasdosado de pladur, un revestimiento que se compone de una capa de fibra de vidrio, que posee un forro de aluminio. Un aislamiento adecuado ofrece una mayor confort térmico y ayuda a utilizar de manera eficiente la energía, reduciendo sus costes.

Soluciones sencillas que te ayudarán a mejorar el aislamiento térmico de tu hogar para ahorrar energía

  • Mantén la temperatura de los distintos ambientes de tu vivienda a 20º, es una temperatura ideal. Durante los periodos en que las habitaciones permanecen vacías se puede bajar la temperatura a 15 º.
  • Apaga la calefacción cuando no sea necesaria, como cuando no se está en casa o durante una parte de la noche. Para ello se puede contar con un cronotermostato digital, que permite fijar los períodos en que se quiere mantener apagada o encendida la calefacción.
  • Aprovecha la luz del sol para ventilar la vivienda. Para ello sube las persianas y abre las cortinas, aprovecha la luz solar para calentar las habitaciones y ahorrar energía.
  • Durante la noche, mantén cerradas las persianas y cortinas, así se evitarás la pérdida de calor y mantendrás la temperatura interior de la habitación de forma estable.

Cambiar idioma a: Catalán