Seleccionar página

Los coches están expuestos cotidianamente a diferentes elementos que pueden causar daños a su carrocería. La carrocería del coche está expuesta a la contaminación ambiental, a la suciedad producida por las aves o las hojas de los árboles que, con el tiempo, pueden afectar a su mantenimiento y aspecto haciéndola lucir descuidada.
 

Consejos para cuidar la carrocería de tu coche

 
Para que puedas lograrlo sin grandes inconvenientes te dejamos estos 5 consejos para cuidar la carrocería de tu coche adecuadamente:

  1. Revisa los bajos del coche cada 50.000 kilómetros así se podrá localizar la presencia de óxido antes de que avance a otras partes de la carrocería. En invierno es necesario hacer un mantenimiento periódico a los bajos para evitar que se afecten por la sal que esparcen las máquinas quita nieve.
  2.  

  3. Lava la carrocería de tu coche al menos dos veces al mes. Esto permitirá mantenerla limpia de impurezas que causan daños a la pintura como son el excremento de aves, la polución del ambiente o el alquitrán.
  4.  

  5. Utiliza un jabón de buena calidad que permita una limpieza profunda sin afectar a la pintura. No agregues ningún producto o químico abrasivo para quitar suciedad difícil o manchas, ya que puede causar daños a la pintura. En el caso de manchas, se recomienda utilizar un producto quitamanchas formulado para el tipo de pintura de tu coche.
  6.  

  7. Pule en coche utilizando un pulimento de buena calidad. Utiliza un aplicador de poliespuma y esparcelo de forma circular al pulimento, bien sea en crema o líquido. Espera a que el pulimento se vuelva transparente y retíralo con un paño de microfibra. También se puede emplear una pulidora.
  8.  

  9. La cera ayuda a cuidar carrocería del coche gracias a que brinda protección a la pintura de los rayos ultravioleta y la contaminación. Asimismo, aporta más brillo y hace que la carrocería sea más fácil de limpiar y secar, ya que está diseñada para evitar que los líquidos y la suciedad se adhieran a la pintura.