Seleccionar página

El combustible tipo B es el gasóleo que se emplea para los motores de tractores y maquinaria agrícola. Tradicionalmente, su composición contiene un mayor nivel de parafina que el gasoil de tipo A al estar menos filtrado. Por eso, la calidad del gasóleo dependerá del método empleado para su obtención, de su origen, mezcla y formulación posterior.

A día de hoy los motores de los tractores son más sensibles y refinados, así que podemos encontrar que el gasóleo B se parece cada vez más al gasóleo A. Aún así, es importante mantener un adecuado almacenamiento de este tipo de combustible para mantener su calidad.

Almacenamiento de combustible para maquinaria agrícola

En el sector agrícola es importante encontrar el mejor precio para comprar combustible y almacenar el volumen necesario para la explotación. El almacenamiento de combustible es clave para mejorar su rendimiento, control y consumo. Un adecuado almacenamiento del gasóleo agrícola y control del motor, puede evitar el deterioro en la calidad del cultivo o las pérdidas en la producción.

El circuito de combustible en los motores de maquinaria agrícola es cerrado. Esto significa que el gasóleo debe recircular en el tanque o depósito para mantenerlo limpio y respetando determinadas normas:

  • El tanque del combustible debe estar en buen estado y permanecer siempre cerrado con su tapa original.
  • Debe disponer de un drenaje que permita extraer las impurezas o el agua asentada en el fondo.
  • Cuando llenemos de nuevo el tanque de combustible debe reposar al menos cinco días para que  las impurezas puedan asentarse.
  • Disponer de una trampa de agua para retenerla y evitar que se filtre a las demás partes del circuito.
  • Cambiar los filtros de combustible respetando los intervalos recomendados por el fabricante del motor utilizando repuestos originales de máxima calidad
  • Purgar mensualmente el tanque abriendo el grifo de purga para eliminar el agua y las impurezas sedimentadas.