Seleccionar página

¿Sabes cómo desgravar el IVA del gasoil? El precio del gasoil de calefacción puede variar según diversos factores, entre ellos el valor de la materia prima, como la oferta y la demanda, así como por factores geoestratégicos que condicionan su coste. También hay que considerar que para que el gasoil llegue al usuario final necesita de procesos de transporte, transformación y comercialización los cuales tienen un coste, que se refleja en su valor final.

El precio del gasóleo para calefacción también se ve afectado por los impuestos; ya que como todos los combustibles está sujeto a tres diferentes tasas:

  • El impuesto Especial de Hidrocarburos.
  • Los impuestos sobre ventas minoristas.
  • El Impuesto al Valor Añadido – IVA; el cual es del 21% y se calcula sobre el precio total del gasoil, lo que incluye los impuestos antes mencionados.

Las empresas o autónomos pueden desgravar el IVA del gasoil en las declaraciones trimestrales, como si se tratase de cualquier otro suministro. En el caso de los autónomos, para desgravar el IVA originado por la compra de gasóleo de calefacción deben considerar:

  • Si el gasóleo que se ha adquirido está destinado a la calefacción de un espacio o local que se utiliza exclusivamente para realizar labores profesionales, como por ejemplo un despacho, comercio u oficina, se puede deducir el IVA sin ningún tipo de inconvenientes.
  • Si el local en cuestión coincide con el domicilio habitual del autónomo, deducir el IVA es más complicado; debido a que la ley no permite la deducción de la declaración de IVA los suministros o gastos derivados del local utilizado como vivienda.

Se podría realizar una deducción parcial de este tipo de gastos en la declaración del IRPF, aunque sólo en el porcentaje que corresponde a la parte o porcentaje de la vivienda que se utiliza como área de trabajo (local u oficina).

Cambiar idioma a: Catalán